DECLARACIÓN DE CONSENSO

 Tenemos un nuevo artículo para tí

Haga clic acá para ver el artículo

 

 
Creed en sus profetas

El Deseado de Todas las Gentes  Leer Capítulo 81 Leer Capítulo 82

DESAFÍO: NO EXPRESAR INGRATITUD HACIA DIOS.  Mensaje para hoy

Publicado por 
Rate this item
(1 Vote)

LEAMOS HOY 18 DE DICIEMBRE ÉXODO 17.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Pero los israelitas estaban sedientos, y murmuraron contra Moisés. — ¿Para qué nos sacaste de Egipto? —reclamaban—. ¿Sólo para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestro ganado?” (Ver. 3).

COMENTARIO HISTÓRICO DE ÉXODO 17.-

La travesía del viaje hacia Canaán se reinicia del desierto de Sin, hacia Refidín. Este paraje es un valle árido y angosto, de veinte metros de ancho, con rocas verticales terminadas en punta. Además, la escasez de agua, llevó a los israelitas a manifestar su cuarta queja. No solo se quejaron, sino que “tentaron a Dios”, porque preguntaron “si Dios estaba o no con ellos.” Moisés llamó el lugar Massah o sea tentación, y Meribah que se traduce como contienda. A pesar de este pecado, Dios ordenó que Moisés golpeara la piedra y fluyó agua en abundancia. También se narra la primera batalla que tuvo que enfrentar el pueblo de Israel ante el ataque inesperado de los amalecitas. Los amalequitas eran descendientes de Esaú y ejercían el control de las rutas de las caravanas entre Arabia y Egipto. Josué quien aparece su nombre por primera vez en el texto bíblico, es el encargando de comandar el ejército. Moisés, desde la montaña, con las manos en alto, condujo a la primera victoria sobre los habitantes de Canaán. Uno de los pecados que afloraba con facilidad en el pueblo de Israel, así como en nuestra experiencia cristiana, es que nos olvidamos con mucha rapidez los cuidados que Dios nos prodiga. De la misma manera en el tiempo de Jesús, diez leprosos fueron curados, pero solo un volvió a agradecer a Cristo. ¿Somos nosotros agradecidos por todas las bendiciones que recibimos?

CITA SELECTA.-

No nos damos cuenta de los miles de peligros de los cuales nos ha guardado nuestro Padre celestial. No percibimos la gran bendición que Él derrama sobre nosotros al darnos alimento y ropa, y al preservar nuestras vidas enviando a los ángeles guardianes para que nos cuiden. Cada día deberíamos agradecer por esto. Nuestros corazones deberían vibrar de agradecimiento, y deberíamos acudir a Dios todos los días con una ofrenda de gratitud. Deberíamos reunirnos cada día en torno del altar de familia y alabar al Señor por su cuidado sobre nosotros. Los hijos de Israel habían perdido de vista que Dios los estaba protegiendo”. (Fe y Obras, 69).

ORACIÓN:

PADRE NUESTRO. RECONOCEMOS QUE CON MUCHA FACILIDAD NOS OLVIDAMOS DE TUS CUIDADOS, Y MILAGROS QUE HACES EN NUESTRO FAVOR. NOS COMPROMETEMOS JUNTO CON NUESTRAS FAMILIAS, REMEMORAR LOS ACTOS BONDADOSOS QUE TIENES CADA DÍA. POR JESÚS, AMÉN. 

Read 155 times

Media

Éxodo 17 Centro White UNADECA & Radio Lira
Mas articulos de esta categoria « LECCIONES DEL MANÁ Y DEL SÁBADO.

Busqueda

Calendario

« Diciembre 2018 »
Dom Lun Mar X Jue Vier Sab
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31